Inicio de sesión de usuario

En línea
En este momento hay 0 usuarios y 5 invitados en línea.

Últimos Comentarios

El Amor es un Número Imaginario

El Amor es un Número Imaginario

El Amor es un Número Imaginario++++(8/10)


Título original: The Doors of His Face; the Lamps of His Mouth
Autor: Roger Zelazny
Género: Ciencia Ficción, Relatos
Saga:
Año Copyright: 1971
Premios: Nebula

Quince relatos acerca del hombre en el futuro, viviendo en otros mundos, fabricando sirvientes mecánicos, diseñando nuevas formas para su propio cuerpo. Entre ellos hay dos clasicos: «Las puertas de su cara, las lamparas de su boca» (premio Nebula 1965), sobre la pesca en los mares de Venus de la criatura mas grande del sistema solar, y «Una rosa para el Eclesiastés», finalista del premio Hugo en 1964 y que Theodore Sturgeon describió con estas palabras: «Una de las obras de arte mas hermosamente escritas, hábilmente compuestas y apasionadamente expresadas que hayan aparecido en alguna parte, alguna vez.»

«Zelazny, al hablar de dioses y de magos, usa palabras mágicas como si el mismo fuera un mago. Entra en el inconsciente e invoca arquetipos que nos ponen los pelos de punta. Pero esos arquetipos se transmutan en un mundo tan creíble -y tan imponente- como el mundo en que vivimos.» PHILIP JOSE FARMER

Contiene los siguientes RELATOS:

  • "El amor es un número imaginario", 1971
  • "Este momento de la tormenta", 1966
  • "Divina locura", 1966
  • "Las llaves de Diciembre", 1966
  • "El hombre que amó a la faioli", 1967
  • "Las puertas de su cara, las lámparas de su boca" 1965
  • "Coche Diabólico", 1965
  • "Una rosa para el eclesiastés", 1963
  • "El monstruo y la doncella", 1964
  • "Fiebre de coleccionista", 1964
  • "Esa montaña mortal", 1967
  • "Los grandes reyes lentos". 1963
  • "Pieza de museo", 1963
  • "Corrida", 1968
  • "Lucifer", 1964
El Amor es un Número Imaginario
(0/10)
Autor: Roger Zelazny
Editorial / Colección: Plaza & Janés / Mundos imaginarios
Género: Ciencia Ficción, Relatos
Edición: Rústica
Año Publicación: 2000


Resultado de Votos
Puntuación: 8.0, Votos: 2
 [publicar esta ficha en mi blog] [en un foro] [compartir en facebook]
Pon esta ficha en Sedice.com:
[leelibros.com:A29772]#
[leelibros.com:B29772]#
[leelibros.com:C29772]#
Amauta | 2012-06-02 15:59 |  Buen conjunto de relatos de

Buen conjunto de relatos de Zelazny, pero y como suele suceder en estas compilaciones muy dispares entre sí. "Una rosa para el eclesiastés" en mi opinión es uno de los mejores cuentos de ciencia ficción: realmente extraordinario. Otros de los relatos resultan interesantes y con muy buenas ideas como "Fiebre de coleccionista" y "Los grandes reyes lentos". Otros sin embargo son muy malos como por ejemplo "Pieza de museo".

Inicie sesión para enviar comentarios
anonimo | 2010-12-05 06:24 |  Zelazy, el Orson Wells de la CF (si me permiten decirlo)

Comentario de sedice

Realmente estamos en deuda con Marcial Souto por haber redescubierto títulos clásicos de la CF, durante el breve lapso de vida que tuvo la colección "Mundos Imaginarios" de Plaza&Janes. Joyas como "Trueque Mental" de Bob Sheckley o "Laberinto de Muerte" de Phil Dick debieron el haber tenido una mucho mejor acogida entre el fandom hispano. Pero en fin, a otro con esas cuitas. Ahora examinamos una de esas joyas, una de las antologías clásicas de uno de los Grandes de la CF del s. XX (¡Zelazny no es solo Ámbar a pesar de lo que digan los autores de fanfic barata!) cuyos cuentos han sido impresos una y otra vez por separado en revistas o antologías varias. Pero primero, vayamos por partes:

Prologo por Philip José Farmer: Dios los cría y ellos...pero bueno, ¿que esperabais sino un choque de titanes, si se me perdona la broma? Aquí el Kinsey de la CF americana recuerda los buenos viejos tiempos cuando las leyendas del género estaban comenzando sus carreras, y admitían con el corazón que no querían escribir nada más que ciencia-ficción, porque era lo que mejor hacían.

Las puertas de su cara, las lámparas de su boca: Con ese título uno se queda chico pensando que le deparará el cuento; bueno, es en mi humilde opinión un interesante experimento de mezclar a Ernest Hemingway y Herman Melville con el Venus océanico de nuestros sueños, ese que visitaran de una u otra manera autores tan prestigiosos como C. S. Lewis, Stanley G. Weinbaum, Frederik Pohl o Leigh Brackett (y al cual autores como Colin Greenland mantienen con vida en sus obras; eso si subvirtiéndolo como nenes con un juguete nuevo). A través de una historia de amor que parece rodada en el Hollywood de los años '60 (cuando valía la pena hacer películas) y con los protagonistas enfrentados en una lucha a muerte con el mayor predador del sistema solar, vemos como surgen en nuestra vida cotidiana, esos héroes más grandes que la vida, que en realidad son como Juan Pérez, pero que no dudan en arriesgarse, quizás para demostrar algo a si mismos o para cumplir con su deber.

Las llaves de Diciembre: Una historia conmovedora de como un posthumano genéticamente diseñado se convierte en un dios para algunos y un Judas para otros, debido a sus actos. Pero claro, Jarry Dark no tiene sino tiempo para esperar el juicio de la Historia. Después de todo no puede ser evitar ser un ser que no pertenece a ningún mundo, a pesar de sus sacrificios o debido a ellos.

Coche diabólico: Una historia que bien podría ser la continuación del cuento "Sally" del Buen Doctor (claro está, más de un fan en alguna de esas convenciones gigantescas que hacen en los USA debe haber hecho allí la misma pregunta en alguna ocasión. Me refiero a las de que mi amigo en Facebook, Mike Resnick, nos muestra a todos fotos "pintorescas" de autores conocidos en disfraces fascinantes por decir lo menos ¡Esperen a ver a Astrid Bear!) ¡Tras la rebelión de los coches robot, solo nos queda crear el anti-robot! Me pregunto con humor como se tomaría este cuento Bender Rodríguez.

Una rosa para el Ecelsiastés: Relato archiconocidísimo de buena parte de los lectores veteranos del foro de CF. En un Marte decadente, un poeta y lingüista erudito es llamado a preservar la sabiduría del agonizante pueblo marciano. Claro está que los marcianos tienen sus propios planes al mejor estilo Paul Atreides, pero decir más sería delatar el relato y quitarle toda sensación de sorpresa que el lector novato merece. A la vez es una historia de esos amores imposibles de los que la ciencia-ficción nos ha entregado una y otra vez. Digamos que más fácil que enamorarse de la exuberante Braxa, es ser un Blobell.

El monstruo y la doncella: "Una pieza de fantasía" dirán. Puede ser, pero vista desde el ángulo irreverente y subversivo de la CF. Hay un monstruo, cierto, pero es monstruoso por sus actos, no por su forma, y hay una doncella, que a pesar de pertenecer a (¡aja!, que no lo voy a decir) es más noble que cualquier damisela virgen de cuento de hadas. Después de todo, antes todo era diferente.

Fiebre de coleccionista: Si algo le agradezco a la ciencia-ficción, es que los mundos que imagina no se parecen en nada a Canad...perdón a los de SG-1. Cuando un joven espacionauta advenedizo se lleve de su mundo a un alienígena bien peculiar, más bien afable y pacífico, se llevará una gran sorpresa. Una muy explosiva sorpresa.

Esta montaña mortal: Hermosa historia del hombre-contra-la-naturaleza y algo más. A través de la lucha de Jack Summers contra la montaña más alta y hostil del universo conocido, y un poder aparentemente sobrenatural, entendemos mejor a los deportistas que afrontan retos como los de "Al Filo de lo Imposible" simplemente porque están ahí. Créanme, cuando lean el final harán una de dos cosas: llorar de la emoción o desternillarse de risa.

Este momento de la tormenta: He aquí otro de los relatos más famosos de Zelazny. A través de los ojos del protagonista, vemos la vida "fronteriza" de la colonia de Cygnus. Como no solo son personajes de un cuento, sino gente la que vive, sufre, goza, odia, ríe, llora y muere ahí. Y como cuando desarrollemos las primeras colonias extrasolares, los colonos que vayan a vivir ahí serán poco menos que héroes, al ser los que den la cara ante un cosmos que no es precisamente amistoso con los mortales. Y claro está, para aquellos que tienen roto el corazón siempre está la posibilidad de cruzar las estrellas en naves lentas como Gran A'Tuin. En resumen una obra maestra.

Los grandes reyes lentos: Una pieza de humor que nos dice que "aquí hay dragones", pero no es necesario que sean vencidos. Drax y Dran son más bien dragones a los que hay que dejar ser, porque...bueno, cuando lean el relato se darán cuenta cual es su perspectiva del mundo (les aseguro que más de uno se matará de la risa).

Pieza de museo: ¡Damas y caballeros! ¡Hemos encontrado la frontera final y no es el espacio, tampoco la barrera de la Fuente de Toda Creación! ¡Son...LOS MUSEOS DE ARTE! Están llenos de espacio donde instalar a la gente que se siente insatisfecha con una sociedad fría e indiferente; se aceptan leones y alienígenas solo martes y jueves.

Divina locura: ¿Como resumir esta pequeña joya? Bueno, a veces un cambio de perspectiva puede mover el mundo de cabo a rabo. Y dejarlo mejor de lo que ya estaba. Para eso sirve la CF, para darnos esperanza, como en "El Convector Toynbee" de Ray Bradbury.

Corrida: Un relato que Lovecraft habría sabido apreciar. Los horrores conocidos de nuestro mundo son ya bastante malos; los que ni siquiera podemos llegar a entender su como o porque son peores aún.

El amor es un número imaginario: Un título alternativo para este relato podría ser "El Villano de las Mil Caras", puesto que su héroe es un monstruo a los ojos de su pueblo debido a que es un librepensador extremo. Pero si nos damos cuenta (y hacemos un paralaje con otro personaje de este autor como lo es Sam, el Sujetador de Demonios), más que un villano o un héroe se conforma con dar el fuego faústico de la ciencia a los mortales. Existe la posibilidad que se destruyan con este, pero no por ello se puede descartar la posibilidad que lleguen a domarlo, a amansarlo y a usarlo para derrocar al pueblo de dioses arrogantes al que nuestro anónimo benefactor pertenece.

El hombre que amó a la faioli: Otro cuento de amores imposibles. Sin embargo se dió y por un tiempo eso fue bueno. Que terminara mal solo fue un error, un pequeño e insignificante error. Y quien sabe. Quizás algún día ellos tengan la posibilidad de encontrarse otra vez, a pesar de que ambos amantes tienen al universo en contra de ellos.

Lucifer: Una historia que bien podría situarse tras una guerra nuclear o un desastre ecológico, que emparenta con "Moby Dick" en el sentido que nos narra la obsesión de un hombre con su némesis. Y como tarde o temprano, algún día, uno de los dos caerá.

Estos son relatos que no han envejecido, fábulas intemporales de futuros que pueden ser o que pasan en otro hilo cuántico del multiverso (como amo la física de muchos mundos de Michio Kaku), ejemplos de lo que es ciencia-ficción en vez de las duneadas que hacen cierto maléfico par de bribones, que más parecen un serial malo al estilo "Alondra" de E. E. "Doc" Smith, pero sin nada de su alocada y cósmica imaginación. Léan esta antología y opinen, que cualquier comentario menos los de oevega son bienvenidos.

No sabía nada y me empecinaba en creer que el tiempo de los milagros crueles no había terminado

Inicie sesión para enviar comentarios
Buscar

Estadísticas

Fichas Libros:9304
(Total Ediciones):12620
Fichas Películas:3964
Fichas Anime:472
Fichas Cómics:870