Inicio de sesión de usuario

En línea
En este momento hay 0 usuarios y 2 invitados en línea.

Últimos Comentarios

Náufragos

Náufragos

Náufragos++++(8/10)


Título original: Náufragos
Autor: Emilio Morote Esquivel
Género: Terror, Misterio
Saga:
Año Copyright: 2002
Premios:


Premio Herralde, 2002, Fase final.
Premio Mario Vargas LLosa, 2002, Fase final.

En Náufragos la realidad se rompe. Quiebra. No de otra manera puede explicarse la esencia de una obra que ha sido escrita para inquietar. A su autor le gusta decir que Náufragos es "la radiografía de una pesadilla"; más que eso, Náufragos es el reflejo de nuestros temores: ¿Qué pasaría si nuestra existencia entrara en una espiral de dolor y locura? La soledad no siempre es buena, pero a veces es preferible que nadie se fije en uno.

Esa es la lección que aprenderá Áspero, el protagonista de esta novela, un agudo relato de terror psicológico que se hunde, despacio pero sin pausa, en una vertiginosa espiral donde el caos sustituye cualquier noción de orden.
Un hombre escribe una carta que dirige a sí mismo. Es un hecho en apariencia simple, pero encierra tantas consecuencias que nadie que no haya leído Náufragos puede preverlas. En esta historia nada es lo que parece, y un hecho en apariencia nimio puede traer consecuencias insospechadas. Náufragos se lee de un tirón, porque no podemos evitar la curiosidad que embarga tras la lectura de sus primeras páginas. ¿Qué está pasando aquí? ¿Quiénes son los misteriosos comunicantes del protagonista? ¿Dónde va a parar la gente desaparecida en la ciudad? La respuesta, en Náufragos.

Comenta Náufragos con Emilio Morote en el "Rincón del Autor" de SEDICE

Reseña de este libro en Sedice, por Enric Herce

Náufragos
(0/10)
Autor: Emilio Morote Esquivel
Editorial / Colección: Castellarte
Género: Terror, Misterio
Edición: Rústica
Año Publicación: 2006


Resultado de Votos
Puntuación: 8.0, Votos: 3
 [publicar esta ficha en mi blog] [en un foro] [compartir en facebook]
Pon esta ficha en Sedice.com:
[leelibros.com:A12201]#
[leelibros.com:B12201]#
[leelibros.com:C12201]#
Zarox | 2007-12-17 11:01 |  Citando a Márquez: : “Mi

Citando a Márquez: : “Mi problema más importante era destruir la línea de demarcación que separa lo que parece real de lo que parece fantástico. Porque en el mundo que trataba de evocar, esa barrera no existía. Pero necesitaba un tono inocente, que por su prestigio volviera verosímiles las cosas que menos lo parecían, y que lo hiciera sin perturbar la unidad del relato. También el lenguaje era una dificultad de fondo, pues la verdad no parece verdad simplemente porque lo sea, sino por la forma en que se diga”.

Yo no calificaría a Náufragos como la típica y convencional novela de Ciencia Ficción, pero compartiendo la Cita de Márquez y Borges, que reniegan de la novela realista abogando por un “realismo mágico”, voy a intentar englobar a Náufragos dentro de este género para intentar explicar de algún modo este curioso Cóctel de estilos.

Una amalgama de nombres que parecen querer transmitir algo más es lo primero que te hace pestañear de sorpresa al iniciar la primera parte: “Señales”. Emilio nos va dando pistas a través de sus personajes y curiosas localizaciones, solidificando esa sensación de estar leyendo algo cotidiano, pero inyectándonos al mismo tiempo esa sensación de irrealidad, como si estuviéramos presos del dictado de una mente enferma.

Y así nos sumergimos en la historia del solitario y triste Áspero; a medida que va avanzando, vemos similitudes con Cortázar, Auster e incluso Hrabal; en absoluto estoy diciendo que haya copiado esos estilos, sino más bien me alegro muchísimo de notar esas influencias, que sin ninguna duda son inherentes al estilo de Emilio y que de alguna forma te salpican en el rostro con un más que agradecido frescor.

De ésta manera nos acercamos al punto intermedio y a la vez álgido de la Novela, a ese Purgatorio de proporciones dantescas por el que Emilio hace pasar a sus personajes sin ningún reparo ni piedad. La similitud con barriadas y periferias dejadas de la mano de Dios, y la socialización y chabolismo de estas mismas por el estrato más pobre de la inmigración, nos hace contraste con esa espacie de agujero donde el espacio tiempo difieren del presente de la Novela. Entonces, ¿qué es ese lugar?
Podría ser muchas cosas, incluso podríamos estar ante la materialización de la paranoia de Áspero, y la propia explicación de su desorientada y enferma mente. Para mi es la opción que me resulta más plausible y atractiva, aunque podría ser cualquier cosa, qué duda cabe.

En fin, creo que nos encontramos ante una gran novela; sorprendente y refrescante por muchos aspectos, y de una versatilidad en su lenguaje que la puede hacer adoptar varios géneros; una historia que ni le falta ni le sobra ni una sola hoja (muy de agradecer en estos días). Muy recomendable.

Z

Inicie sesión para enviar comentarios
Nebulos | 2007-09-16 18:24 |  Comentario

Me gustan los juegos, y si en ellos debo desarrollar mi capacidad para el asombro, entonces más aún, pero no me esperéis nunca en un juego de riesgo. Si antes no lo entendía, ahora, en el último oscuro año que me ha tocado vivir, asumo mi temor por el riesgo y dejo que sean otros quienes quemen adrenalina. Me gustan los juegos de ingenio; desde muy joven pasé horas y horas delante de un tablero de ajedrez (gracias papá, por enseñarme a jugar), y los juegos que ponen en guardia mi inteligencia.

Náufragos está en esta línea. Ya su contraportada me decía:

En Náufragos la realidad se rompe. Quiebra. No de otra manera puede explicarse la esencia de una obra que ha sido escrita para inquietar. A su autor le gusta decir que Náufragos es “la radiografía de una pesadilla”; más que eso, Náufragos es el reflejo de nuestros temores. ¿Qué pasaría si nuestra existencia entrara en una espiral de dolor y locura? La soledad no siempre es buena, pero a veces es preferible que nadie se fije en uno.

Esa es la lección que aprenderá Áspero, el protagonista de esta novela, un agudo relato de terror psicológico que se hunde, despacio pero sin pausa, en una vertiginosa espiral donde el caos sustituye cualquier noción de orden.

Un hombre escribe una carta que se dirige a sí mismo. Es un hecho en apariencia simple, pero encierra tantas consecuencias que nadie que no haya leído Náufragos puede preverlas. En esta historia nada es lo que parece, y un hecho en apariencia nimio puede traer consecuencias insospechadas. Náufragos se lee de un tirón, porque no podemos evitar la curiosidad que embarga tras la lectura de sus primeras páginas. ¿Qué está pasando aquí? ¿Quiénes son los misteriosos comunicantes del protagonista? ¿Dónde va a parar la gente desaparecida en la ciudad? La respuesta, en Náufragos.

Página a página juega con el lector sobre la realidad que viven los personajes, sobre la fantasía en la que están sumergidos, donde todo se ve distorsionado, donde crees estar ante una novela de misterio, pero te impone nuevos retos el narrador para, cuando parece que todo se va a resolver, llevarte al otro lado de la realidad, o de la fantasía, siguiendo los pasos de solitarios personajes hacia un mundo al que se conoce como Abismo (fantástica alegoría del Triángulo de las Bermudas), una posible soleada isla donde naufragan gentes de todos los tiempos, de todas las edades o, al menos, eso es lo que parece.

Me aterra una frase: “el furgón podría desviarse y acabar donde ya sabes”, ¡qué potencia tiene esa amenaza al final de la novela, “y si vuelves allí es para quedarte para siempre como mísero. Ya sabes cómo acaban esos.”

Narrativa limpia, simple, fresca, estoy convencido de que Emilio Morote es uno de los autores a seguir en un futuro próximo. Un buen amigo, Carlos López Hernando, lector entendido, dice que estamos ante “uno de esos libros en los cuales es mucho mejor descubrirlo por completo a que te lo cuenten”.

Yo, no sé decirlo mejor y más claro.

Inicie sesión para enviar comentarios
Buscar

Estadísticas

Fichas Libros:8791
(Total Ediciones):11580
Fichas Películas:3964
Fichas Anime:472
Fichas Cómics:870

Total Fichas: 14097
Total Usuarios: 14856
Comentarios: 10235